miércoles, 12 de septiembre de 2012

EL PODER DEL BLANCO

 
Ultimamente me dá por pintarlo todo blanco, y es que es un color que lo cambia todo.
Esta es una vieja silla , que ya en su día la tuneamos en color negro, y ahora de nuevo la he pintado en color blanco  con pintura acrílica diluida en agua, para que se notaran los brochazos, y le diera un aire más rústico.
Y ya le he encontrado un sitio, esta vez como mesita auxiliar.
Y es que el blanco lo cambia todo!!!!